Un año después

0 Compartido
0
0
0
0
0
0

La verdad es que me da un poco de vergüenza este post, si reviso la publicación anterior a esta veo que fue justo ahora un año, menos mal que dije que esta vez si que me lo quería tomar en serio… y un año después, veo que he sido incapaz de cumplir mi promesa.

TODO LO QUE HA PASADO EN UN AÑO

Han pasado muchísimas cosas en este último año. He sobrevivido a una pandemia sin contagiarme, me he sometido a una operación, hemos adoptado a otro perro, Luca, un Border Collie marrón más malo que el diablo, he vuelto a engordar y he dejado el trabajo….

¡Y he sido tan vago que ni siquiera me he planteado plasmarlo aquí cuando en algunos momentos, me habría venido genial desahogarme!

2021 terminó muy mal. La pandemia y todo los que nos trajo afectó a mi salud mental (que un día profundizaré un poco más sobre este tema) y me vi en la necesidad de cortar por lo sano. Necesitaba hacer un parón en como estaba mi vida y mirar hacia el futuro y hacia donde quería verme en unos años porque admitámoslo, no era feliz y no estaba pasando un buen momento.

UN AÑO DESPUÉS

Si el año acabó mal, 2022 me tenía preparado cosas buenas pues, por fin, ya tocaba algo de sentido y cordura en mi vida. Dos de mis antiguos compañeros de trabajo que considero más que amigos, y que, por razones que no vienen al caso también decidieron poner punto y final a su relación con lo que para entonces era mi empresa, me propusieron unirme a una nueva aventura junto a ellos y desde entonces, estamos batallando juntos.

¿Qué ahora soy feliz? Aún estoy trabajando en ello pues, tengo y creo que tenemos todos una mochila pesada en la espalda de la que vamos sacando piedrecitas y nos vamos sintiendo más libres pues, nos invaden muchas sensaciones y recuerdos de las cosas vividas en estos últimos años.

Lo que sí os puedo prometer, es que me tomo las cosas de una forma diferente, y que estoy ilusionado, muy ilusionado. Que cuanto me preguntan en casa ¿Qué tal ha ido el día? No son sollozos, y han vuelto las risas, la ilusión por creer que lo que estoy haciendo va en el camino correcto y que estoy con un equipo humano que son de diez.

Eso y que la conciliación familiar ha mejorado mucho con el cambio, trabajo dos días a la semana en la oficina central de Barcelona y tres días desde casa, y esto me da más tiempo para mí, para mi familia, y para emprender nuevos proyectos.

¿QUÉ VIENE AHORA?

Pues la verdad es que no sé muy bien que me depara el futuro, pero lo que sí que tengo claro es que voy a centrarme en el presente, disfrutar y buscar nuevas metas y motivaciones para mantenerme activo. ¡Qué siempre lo he estado! Pero quizá el afecto y el compromiso que yo ponía en las cosas no me llegaba de de la misma manera y uno a veces tiene que saber cuándo es el momento de retirarse.

Y poco más (por el momento) voy a aprovechar estos días para cambiar la plantilla y ajustar algunas cosas que tenía pendientes y seguir recuperando contenido antiguo de 2littledivers. ¡Un saludo!

📷 Fotos de Leonardo Lamas, Jeremy Bishop & Diana Biris en Pexels

0 Compartido
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

También te puede interesar