Kotaro vive solo

0 Compartido
0
0
0
0
0
0

¡Hoy os traigo un pequeño resumen de Kotaro vive solo, uno de los últimos animes estrenados en NETFLIX el cuál te romperá el corazón si le das una oportunidad tras su denso inicio.

Sin duda, en el mundo de anime, es habitual ver a niños y adolescentes viviendo solos en sus propios pisos. De hecho, es tan común que muchas veces nos preguntamos dónde están los padres de nuestros protagonistas o por qué nunca aparecen en escena (sin entrar en el detalle de cómo se pueden permitir vivir donde viven).

En Kotaro vive solo vemos una versión más extrema de este escenario pues, nuestro protagonista tiene apenas 4 años vive sólo y esconde mucho más de lo que podría aparentar a primera vista, comparándola incluso con Sin Chan pese a ser antagonicas.

LA HISTORIA DE KORARO VIVE SOLO

La serie arranca con la llegada de Kotaro a un complejo de apartamentos de Japón, con una mini maleta y una obsesión por comprar pañuelos. Alquila uno de los diminutos apartamentos con un dibujante de manga, una chica de compañía y una especie de yakuza como vecinos.

Kotaro sorprende por ser muy cerrado, algo tímido y hablando como un señor feudal japonés (que luego entenderemos que es una imitación de conducta de una serie infantil de televisión que sigue y de la que es fan).

No quiere compartir nada de su vida privada o anterior a su llegada al edificio, y no está claro por qué sus padres no están, al menos, al precipito de la narrativa. Pero está claro que, a pesar de que aparentemente puede hacer todo lo que necesita por sí mismo, en el fondo sigue siendo ese niño de cuatro años que necesita ayuda. El vecino Karino se esfuerza por cuidar del pequeño mientras holgazanea en su apartamento y de vez en cuando trabaja en su manga.

Sus otros vecinos, Mizuki Akitomo, que claramente tiene sus propios problemas, e Isamu Tamaru, un personaje aparentemente tosco cuyo hijo ya no quiere saber nada de él. A través de estos encuentros y de conocer a todos los que viven en el mismo edificio, vemos diferentes facetas de Kotaro, e incluso a veces cómo se comportaría si fuera un chico “normal”. Es conmovedor en el mejor sentido, y constantemente saca su ingenio ya sea para hacerte reír o para que quieras saber más sobre el pequeño Kotaro y el resto de los residentes de su edificio.

Está claro que Kotaro pretende ser una comedia en el fondo, pero hay algo refrescantemente sincero en ver cómo el niño de cuatro años más educado y maduro del mundo intenta vivir en un apartamento por su cuenta. Por supuesto, es el tipo de cosas que, literalmente, nunca pasarían en la vida real. Conmueve a todo el mundo que conoce, especialmente a Karino, que se emociona inmediatamente por el hecho de que este niño haya tenido la audacia no sólo de salir por su cuenta, sino de querer ir a la tienda y a la casa de baños por su cuenta. Kotaro tiene la costumbre de sacar lo mejor de la gente, llegando incluso a conseguir que Karino deje de holgazanear en su apartamento durmiendo todo el día para ayudar a lavarse el pelo en la casa de baños e incluso seguir a Kotaro a todas partes para asegurarse de que le cuidan.

Es fácil reírse de la situación, pero es muy agradable ver cómo todo el mundo cambia un poco, incluso en el primer episodio, para acomodar a un chico joven que claramente tiene una historia más intrincada de lo que dice.

0 Compartido
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar