Menú
Crítica / Lgtbi / Reading

El chico de la última fila

El Chico de la Última Fila | Rak-World

Estrenamos sección en el blog con El chico de la última fila de Susanna Herrero. No solo una sección dedicada a los libros que leo sino que además a la temática lgtbi. Y es que con el tiempo libre extra que tengo últimamente, además de releer antiguas sagas y hacer maratones de películas, me ha dado por empaparme por todo aquello que la cuenta de Amazon me ofrece y gratis en la app de Kindle. Sí, así soy yo, sincero, sin rodeos y al grano.

La historia de Dylan y Hugo me ha enamorado y ha sido mi compañera de lectura las últimas noches. Podría decir que me he leído el libro del tirón en tres partes y en algunos momentos me he sentido muy identificado con la familia de Hugo, tanto, que al descubrir que El chico de la última fila forma parte de una saga, la saga Cabana que cuenta en cada entrega la historia de uno de los hermanos, y que también podemos encontrar en Kindle Unlimited: Aquel último verano & La última vez que vi llover.

Sinopsis | El chico de la última fila

¿Quién es Dylan Carbonell? ¿Ese chico indescifrable, de sonrisas invisibles y miradas impactantes, qué copa las revistas y los medios de comunicación? ¿Un genio de la música? ¿La nueva promesa del rock and roll español?

«Subí las escaleras que daban acceso al escenario y me di de bruces con los miles de rostros que me esperaban, impacientes por escuchar el concierto de su vida. Todos ellos me deseaban de alguna manera. Mi cuerpo. Mi mente. Mis manos en los trastes de la guitarra. Todos, menos uno: Hugo Cabana, que me observaba desde abajo con pereza. Cuyas primeras palabras hacia mí no fueron felicitaciones por el espectáculo que acababa de ofrecer ni alabanzas sobre mi físico. Me resultó increíble, porque yo soy Dylan Carbonell, un guaperas. Impactamos. Hugo y yo impactamos. Y fue el fin del silencio».

Un concierto de rock and roll.Dos chicos. Uno, el cantante. Otro, el que acude para acompañar a sus amigos.Y el Mediterráneo esperando. El sol. Una pendiente muy inclinada y dos bicicletas. Una piscina y cabellos mojados sobre la frente. Miradas que se sostienen. Una tabla de surf y…¿Quién es el chico de la última fila?

PORQUE NO EXISTE DISTANCIA SI TÚ ERES EL CAMINO.

Susanna herrero

Crítica | El chico de la última fila

Como digo, suelo ser bastante sincero en cuanto a lo que cuento o recomiendo y la vedad, es que empecé a leer este libro como excusa para conciliar el sueño. Los primeros párrafos no me llamaron la atención, pero porque tenía una idea equivocada en cuanto al argumento de la trama: «Chico se enamora de estrella del rock, estrella del rock pierde la cabeza por chico teniendo que escoger entre él y su música..»

Pero no, el chico de la última fila no cuenta esa historia. Arranca con Hugo en Madrid de pasada, pues él es veterinario en alicante. Está pasando unos días con sus ex-compañeros de piso y entre los planes les aguarda el concierto de Dylan Carbonell, una estrella del rock español, al que además, tienen la suerte de conocer entre bambalinas.

Y aquí es cuando la historia empieza a engancharte. Engancharte de verdad. Dylan parece que tiene el chulo subido, y Hugo, no tiene pelos en la lengua. Su primer encuentro no pinta muy bien, y Hugo se forma de Dylan la típica imagen de cantante chulo, prepotente y drogadicto. Dos personalidades que chocan, y que durante la narrativa nos van a regalar muchos momentos de ternura y de tensión sexual no resuelta ¿o si? que harán que estos dos finalmente SPOILER, pierdan la cabeza el uno por el otro.

Durante la trama vamos viendo el punto de vista de nuestros dos protagonistas, dado que cada uno de ellos es el narrador de algunos de los capítulos de la novela. A todo esto, tenemos que sumar la peculiar familia Cabana, y la personalidad e historia de cada uno de los hermanos que como digo, tienen libro propio en esta saga literaria.

Sin duda, una lectura muy fresca, con incluso partes un tanto subidas de tono, pero creerme, la magia de esta historia está en las anécdotas no tan morbosas que hacen que poco a poco Dylan y Hugo se enamoren, y tu te enamores con ellos, y de ellos.

Si Valeria ha acabado en Netflix, esta sería una muy buena saga para llevar a la pequeña pantalla. Pero, empezaría directamente por la historia de nuestros protagonistas (dada que es la única de la saga que he leído hasta ahora) y sin duda, da para varias temporadas.

No he querido desgranar mucho la historia pues como digo, os recomiendo encarecidamente su lectura. ¿Tú ya lo has leído, qué te ha parecido? Déjame un comentario abajo con tus reflexiones.

Sobre la autora | Susanna Herrero

Susanna Herrero nació en Bilbao en 1980. Es licenciada en Derecho Económico y su trabajo la obliga a pasar muchas horas en el coche. Tantos viajes en solitario conspiraron con su gran imaginación para crear a los personajes que, más tarde, se convertirían en los protagonistas de su primera saga: Los saltos de Sara, Las caídas de Sara, Las decisiones de Sara y Simplemente Sara. Apasionada de la lectura desde que a los diez años leyó por primera vez La historia interminable, nunca pensó en escribir sus propias historias, pero no ha sido capaz de darles la espalda a sus personajes. Sus últimas novelas: En cada canción, No es amor, es diciembre y Aquel último verano.

Acerca del autor

Maniático del mundo submarino y de la fotografía dentro y fuera del agua. A veces me da por escribir cosas, otras por cagarme en todo.

1 Comentario

Deja un comentario