Menú
Diet & Fit

El de después del primer mes

Después del primer mes | Rak World

¿Quién nos iba a decir que estaríamos aún aquí, después de un mes, con los deberes hechos y sin saltarnos una única restricción? No os voy a negar que no ha sido un mes complicado, sobre todo los primeros días.

Mal humor, migraña, cansancio, sueño… pero tan pronto mi cuerpo se deshacía de toda el azúcar residual y me empezaba a acostumbrar a nuestra nueva forma de comer, no solo me empezaba a encontrar mejor si no que además, empezaba a ver los resultados. ¡Los notaba yo y me lo notaban!

Los primeros días fueron caóticos, no solo por la cantidad de comida que teníamos que comprar, sino por la cantidad de comida que tenemos que comer en cada ración. Ponemos de ejemplo, la típica foto viral que se comparte en Facebook, la cual nos muestra el total de calorías que tenemos en una porción de pizza, un Big Mac, o un refresco, y su equivalente en «comida sana». Con las calorías que nos caben entre las manos en el caso de la conocida hamburguesa, tenemos para dos platos completos saludables a rebosar, y encima otro tercero de fruta de temporada. Comer bien no es cuestión de cantidades, en nuestro caso, es cuestión de calorías totales pues como dijimos en el post anterior, a día de hoy tenemos una limitación diaria de 1800 calorías, repartidas en cuatro comidas.

Poco a poco el cuerpo se nos ha ido acostumbrando y los quilos, la sensación de hinchazón, la pelota en el estómago… todo… ha empezado a desaparecer. 

Si bien es cierto que no es la primera dieta que hacemos, mas de una milagro con efecto rebote, en esta no estamos pasando lo que se dice hambre, ¡aquí lo que nos está costando es terminarnos los platos! Si algo es contrario a lo que habíamos hecho hasta ahora, y mal, es limitar la ingesta de alimentos y limitarnos a comer poco y «sano» cosa que ni es del todo cierta, y se basa única y exclusivamente en falsos mitos que nos hacen creer que para comer sano, tenemos que comer pechuga, ensalada y limitarnos o abstenernos de todo lo demás.

Pues la razón de esta publicación, no es otra que nuestra visita ayer a Núria de Love Yourself tras el primer mes de «tratamiento» para ver nuestra evolución, aplicar mejoras y cambios a nuestros menús, y crear nuevos para ocasiones especiales. ¡Y pasar por la báscula! Que también es una de las razones, que no la principal, de introducir este cambio en nuestras vidas. El resultado nos ha sorprendido, partiendo de la premisa de toda la comida que estamos ingiriendo. Nada más y nada menos que 5 quilos en mi caso. 5 quilos repartidos en 2,5 kilos de grasa corporal, otro tanto de retención de líquidos, cosa que me ha hecho mear como un condenado durante las últimas semanas.

Ya nos ha indicado que esto no es lo normal, que la pérdida de grasa (que no es lo mismo que pérdida de peso) se basa en una media de entre 1 a 1,5 quilos al mes para perderlos de una forma saludable. Y que llegado el momento sabemos que ese proceso se estancará, y que nos costará más perder grasa, pero esto amigos, es un camino de largo recorrido, y nuestros resultados finales están orientados en un futuro quizá, no tan lejano.

Para terminar, entre los nuevos menús, hemos añadido hamburguesas de pollo o ternera saludables, que en unos días, os enseñaré la receta, hasta entonces, nos leemos.

Acerca del autor

Maniático del mundo submarino y de la fotografía dentro y fuera del agua. A veces me da por escribir cosas, otras por cagarme en todo.

Sin comentarios

    Deja un comentario