Menú
Movies & Co

El de la nueva de Mulán

El de la nueva Mulán | Rak World

Hoy ha llegado a Disney+ la esperada versión de la animada Mulán rodeada además de polémica en redes dado que, más allá de no estrenarse finalmente en el cine como estaba previsto, llega a la plataforma de streaming de Disney bajo un llamado «pre-estreno» en el que tienes que pagar 21.99€ por el visitando de la misma, si no quieres esperar a que la publiquen dentro de la suscripción mensual, dentro de unos meses.

Un nuevo metraje de empoderamiento

Ambientada en el viejo mundo, pero con ese nuevo toque de empoderamiento femenino que introduce Disney tras las últimas versiones de imagen real, y como ya hizo con Bella de La Bella y la Bestia & Jasmín en Aladdín, esta nueva Mulán dirigida por Niki Caro está llena de paisajes deslumbrantes y llena de batallas épicas. Sin apenas violencia y sin rastro de sangre nos muestra a Fa Mulán como una hermosa joven valiente, que ama a su familia pero que no termina de encajar del todo.

El metraje arranca con Mulán de pequeña revolucionando el poblado tras una gallina extraviada creando así un escándalo en el poblado para el que nada más de entrada ya te deja claro que si eres chica, ni la tienes que liar, ni tienes que llamar la atención, que lo único que tienes que hacer es saber estar para que te busquen un buen marido. A la pobre joven no le queda otra que aguantar el sermón de su padre tras el cual, se va a centrar en ser «una buena hija» y honrar a la familia, comportándose tal y como marca el status quoe introducimos al Ave Fénix como guardián de la familia y los ancestros, en lugar del gracioso Mushu que teníamos en la versión animada. Alerta SPOILER, el Ave Fénix apenas aparece, y no, no habla con la joven protagonista.

Mulán luchará en el frente en lugar de su padre.

Tras esta introducción llegamos al presente, y tras un bochornoso encuentro con la casamentera, en la que indica que Mulán solo traerá deshonra a la familia, aparece la guardia real para llamar a filas a un varón de cada una de las familias del poblado. Siendo Mulán, hermana de otra chica, y no teniendo ningún hermano, su padre mal herido de anteriores batallas se presenta para honrar al emperador y a su familia.

Tal y como ocurre en su predecesora, Mulán impulsada por el amor que siente hacia su familia, tras robarle el uniforme y espada de la familia pone rumbo a la batalla bajo un gran engaño, hacerse pasar por hombre, con el único objetivo de no perder a su padre y de cierta forma, poder honrar a la familia.

La historia a partir de aquí no será muy diferente a la versión animada, salvo porque como decimos, a la joven no le sigue un dragón parlanchín, no tiene un capitán de la guardia «buenorro» y porque no se entona ninguna de las canciones originales, más allá de algunas notas que evocan a ellas en la banda sonora.

El único cambio que podríamos destacar, que es los malos en esta versión tienen a una bruja junto a ellos. Una mujer que se parece más a nuestra protagonista, de lo que a simple vista parece, y que le enseñará, que solo siendo ella, y con la verdad por delante, podrá ganar cualquier batalla. Y que para cuando acaba la historia, no necesita ningun príncipe azul que venga a buscarla al poblado, con el fin de proponerle matrimonio, cuando lo único que quiere nuestra joven protagonista, es ser ella, y poder luchar en la guardia imperial, pues lo lleva en la sangre.

¿Es fiel a su predecesora?

Hubiera preferido que el proyecto fuera más parecido a su original, como ya pasó con El Rey León y otras nuevas adaptaciones, donde enseñan además a las nuevas generaciones, canciones que en su momento marcaron nuestra infancia, pero el haber realizado una versión más madura y adulta me ha parecido un acierto, y más teniendo en cuenta las malas críticas recibidas de sus predecesoras, por no mencionar a Dumbo.

¿Y vosotros, ya habéis visto la película? ¡Contadme vuestras impresiones en los comentarios!

Acerca del autor

Maniático del mundo submarino y de la fotografía dentro y fuera del agua. A veces me da por escribir cosas, otras por cagarme en todo.

Sin comentarios

    Deja un comentario