Menú

Si algo ha traído a casa la cuarentena y el COVID es un millón de plantas. Desde finales del pasado año ya me dio fuerte por el tema y desde que estoy pasando más tiempo aquí, he empezado a llenar todos y cada uno de los rincones que he podido de alguna variedad de planta. Todo empezó por el Potus & las Cintas, para purificar el ambiente y el aire, por eso de estar encerrados todo el día, pero poco a poco, mi casa se ha ido convertido ni más ni menos que en un jardín.

Después del salto te enseño algunos de los ejemplares con los que he tenido amor a primera vista.

Antes de nada, matizar que vivo en un bajos y que en algunas zonas no es que tengamos luz abundante por lo que para que estas puedan crecer sanas y fuertes, en algunos casos cuentan con luces especiales de crecimiento, de esta forma incluso en los días nublados recibirán la luz que necesitan para mantenerse fuertes.

Se me ha ido un poco de las manos

Todo empezó con un pequeño invernadero de Ikea en el que tenía el típico pack de cactus también de la empresa sueca. Se veían algo pochos después de las primeras semanas en casa coincidiendo con navidad y para darles un chute les puse una lámpara led con luces blancas y rojas que utilizaba antiguamente en el acuario.

Es una luz especial para plantas y los cactus, crecieron y crecieron a una velocidad impresionante, tanto que siguiendo distintos DIY de pinterest decidí sellar con silicona el invernadero y transplantar las plantas para que tuvieran mayor agarre y pudieran alimentarse mejor. La familia ha ido creciendo a lo largo de los meses hasta convertirse en la que es ahora. ¡Incluso han florecido en más de una ocasión en estos últimos meses!

¡Las plantas del aire están de moda!

Continuamos con las Tillandsias o Plantas del aire. Tenía un par de ejemplares en bolas de cristal a nivel decorativo y sobrevivieron varios meses incluso en condiciones con muy poca luz, o incluso iluminadas únicamente con la luz del acuario marino. Estas plantas están super de moda, no son nada baratas y con ellas puedes formar diferentes composiciones.

Viendo vídeos y siguiendo varios artículos, pensé en crear un pequeño «Thillandsario» lo dejo encomillado porque dudo que la palabra exista y de esta forma creé un pequeño jardín botánico combinando diferentes especies junto a Bromelias y pequeñas palmeras.

También cuenta con una luz especial que está haciendo que crezcan muy rápido y le salgan nuevos tallos de las que saldrán plantas totalmente nuevas. Todas las noches las rociamos para que se mantengan en un entorno húmedo.

¡Sin duda, son mis plantas favoritas y estoy deseando que las esporas crezcan para poder regalarlas estas navidades.

Mi nueva planta favorita

La Costilla de Adán o Monstera es nuestra última adquisición. Como limpiamos más de la cuenta con productos químicos y hospitalarios durante los últimos meses, esta planta, purifica el aire de tal manera, que nuestra casa siempre huele a limpio.

Esta convive junto a diferentes Potus, uno que crece enredándose en un tronco de coco del que no paran de salirle frotes y tres pequeñas macetas de la misma familia, que poco a poco, va sacando nuevos brotes y estos cada vez cuelgan y cuelgan mas. Estos tiestos de pared los podéis encontrar en Amazon aquí.

Terminamos el recorrido con diferentes macetas que decoran el comedor, estas más pequeñitas, con Cintas Suculentas de diferentes clases y un Helecho con unas raíces aéreas preciosas de las cuales brotan nuevos tallos.

Dado que un par de estas macetas están en el extremo opuesto de las ventanas y son plantas que necesitan mucha luz, cuentan con un pequeño foco led usb que las mantiene iluminadas y les aporta la luz justa que necesitan para su alimentación y crecimiento. Crecen tan rápido, que durante el último año incluso hemos podido ir esquejando y sacar nuevas pequeñas plantas.

¡Plantas dentro y fuera de casa!

Y si mi casa está llena de plantas, la ventana principal y más grande no podía estar libre de ellas. Aquí encontramos dos familias de Cintas, lisas y jaspeadas junto a plantas del dinero de varias familias, aloe vera y un sinfín de brotes de las plantas del interior que vamos transplantando fuera.

¡Sin duda es curioso que una misma planta dentro o fuera de casa crezca de manera tan diferente! Lo bueno de este verano es que tampoco les pega el sol directo al 100% y reciben luz casi todo el día. Desde fuera ya empiezan a colgar y se ve la ventana espectacular conforme te vas acercando desde el final de la calle.

Acerca del autor

Maniático del mundo submarino y de la fotografía dentro y fuera del agua. A veces me da por escribir cosas, otras por cagarme en todo.

1 Comentario

Deja un comentario