Review consola retro R36S

0 veces compartido
0
0
0
0
0

Tras de varias semanas de uso desde que llegó a casa por Navidades, hoy os comparto mi opinión obre la R36S, una consola china que ofrece una experiencia de emulación retro excepcionalmente fluida, y que resiste a juegos tanto de N64 como de PS1. 

Esta opción mejorada de la amberic, emula a la perfección de consolas clásicas, como MS-DOS, Atari, NES, SNES, Sega Genesis/Megadrive, hasta la inclusión de títulos de PS1, PSP y Sega Dreamcast, la R36S se presenta como una opción asequible para los entusiastas de los juegos retro. 

¿Qué es la R36S?

La R36S es una consola china asequible que permite emular una gran variedad de consolas retro con fluidez, desde MS-DOS, pasando por Atari, NES, SNES, SEGA Génesis/Megadrive, SEGA Saturn, SEGA CD, Commodore, MAME, Laser Discs, PS1, PSP, SEGA Dreamcast, recreativas y mucho más.

Puedes jugar a copias de seguridad de tus juegos de manera completamente portátil y con una pantalla más que decente. Lo mejor de todo es la relación calidad-precio que ofrece. Viene con 2 tarjetas Micro SD: una de 32GB para el sistema operativo (que he actualizado a una versión mejorada llamada Amberelec) y otra de 64GB cargada de magia y potencia.

¿Qué incluye la consola?

El contenido de la caja es justo lo que necesitas: la consola, un cable USB-C, un protector de pantalla plástico y el manual. Además, me han regalado también una funda rígida ideal para nuestros viajes y escapadas.

Unboxing y primeras impresiones

La consola viene bien protegida, incluso trae una goma espuma con cortes en los salientes de la R36S para evitar presiones accidentales en caso de deformación de la caja. Su color púrpura translúcido permite vislumbrar su interior y los acabados son impecables. Podemos incluso ver el modelo y la revisión de la placa base, R36S-V12, del 18-08-2023, lo que indica que se trata de una versión bastante reciente.

Especificaciones de la R36S

La consola se mueve con fluidez en la mayoría de los juegos, y puede optimizarse aún más ajustando los valores de configuración de RetroArch, en gran medida gracias al hardware que monta. Si bien el procesador tiene cierta antigüedad, es más que suficiente para las tareas asignadas en este sistema.

Pero sin ninguna duda, mis opciones favoritas son las de pixelar la pantalla en juegos como los de gameboy o GBA que aportan un toque retro único al proceso de juego.

0 veces compartido
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *