Suzume

0 veces compartido
0
0
0
0
0

Cuando el director Makoto Shinkai estrenó la película “Your Name” en Anime Expo en julio de 2016, su trayectoria profesional cambió para siempre. Esa película se convirtió en la tercera más taquillera en Japón en términos de recaudación, solo detrás de la obra maestra de Hayao Miyazaki, “Spirited Away” (El Viaje de Chihiro). Los días en los que hacía sus dramas románticos para adolescentes fuera del escrutinio masivo habían quedado atrás. Ahora, el público esperaba ver si Makoto Shinkai se convertiría en el próximo Hayao Miyazaki.

Afortunadamente, Shinkai ha decidido abrir su propio camino y convertirse en el único Makoto Shinkai, centrándose en la distancia entre las personas, los mitos japoneses y el amor adolescente. Ya sea la distancia literal entre los jóvenes amantes de su OVA de 2002 “Voices of a Distant Star” o el aprendizaje sobre alguien al intercambiar cuerpos en “Your Name” o “Weathering with You” (el Tiempo Contigo), el trabajo de Shinkai siempre ha tratado de alcanzar el siguiente horizonte.

Su película más reciente, “Suzume”, sigue a Suzume Iwato, una joven de 17 años que viaja por Japón cerrando puertas mágicas y evitando catástrofes causadas por criaturas sobrenaturales parecidas a gusanos. Si no tiene éxito, estas criaturas causarán daños significativos en la región debido a terremotos. La acompaña Shota Munakata, un estudiante universitario cuya familia se ha encargado de cerrar estas puertas a lo largo de las generaciones. Normalmente, Shota se encargaría del peligroso trabajo de cerrador él mismo, pero desafortunadamente, se ha fusionado con una silla infantil, y ahora Suzume y esta silla consciente deben embarcarse en una aventura para salvar a Japón y devolver a Shota a su cuerpo.

Los devastadores eventos del 11 de marzo de 2011 han influido mucho en las últimas tres películas de Shinkai. Ese día, el terremoto más grande registrado en Japón causó una devastación masiva en el país. Le siguió un tsunami y un desastre nuclear en la planta nuclear de Fukushima Daiichi. Se pidió a miles de personas que abandonaran sus hogares, cambiando para siempre la vida en Japón. “Suzume” muestra la ansiedad que enfrenta diariamente el pueblo japonés acerca de otra catástrofe y cómo, con suerte, hay alguien protegiéndolos.

Sus películas recientes fueron fuertemente influenciadas por los trágicos eventos del 11 de marzo de 2011. ¿Qué espera que resuene emocionalmente con sus fanáticos en Occidente que quizás no estén tan familiarizados con esa tragedia?

Cuando comencé a hacer “Suzume”, no quería elegir a su audiencia. Quería asegurarme de que fuera algo que pudiera disfrutarse independientemente de si conocían o no sobre el terremoto. De hecho, creo que la gran mayoría de la audiencia y el público que fue a verla a los cines eran demasiado jóvenes para siquiera recordar cómo fue el terremoto o ni siquiera lo experimentaron ellos mismos porque ha pasado algún tiempo desde el incidente.

Siento que esta película está diseñada para conectar a esas dos personas: aquellas que lo han experimentado y aquellos que no están demasiado familiarizados o no recuerdan el incidente. En cuanto a cómo se traduce esto en Europa o Estados Unidos, siento que pueden disfrutarla como una simple película de aventuras, pero si hay algún elemento que los motive a investigar sobre el terremoto del 11 de marzo, podrán conocer más sobre él y disfrutar la película a un nivel más profundo, lo cual me haría muy feliz.

“Suzume” hace un trabajo increíble al mostrar la amenaza inminente de los terremotos que afecta al pueblo japonés y lo que deben enfrentar diariamente. ¿Cómo ha moldeado esa amenaza su experiencia de vida y su visión del mundo?

Con “Suzume”, como mencionaste, nuestras vidas diarias en Japón consisten en vivir casi al lado de un desastre. Muchas de las escenas que ves donde suena la alerta de su teléfono inteligente diciendo: “Va a haber un terremoto”. A veces hay un terremoto y otras veces puede que no lo haya, y sentimos: “Oh Dios mío, fue una exageración”. Es esa incertidumbre; no podemos saber si ocurrirá mañana o si pasará mucho tiempo antes de que ocurra. Creo que hay un cierto nivel de ansiedad y temor que se cierne sobre nosotros.

A lo largo de su filmografía, hay un gran énfasis en la distancia entre las personas. Ya sea en las vastas extensiones del espacio y la dilatación del tiempo en “Voices of a Distant Star” o en la diferencia de edad entre los protagonistas de “Garden of Words”. Ha continuado eso en “Suzume” con el mundo mágico del Ever-After.

0 veces compartido
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *